El hierro forjado en la construcción

El hierro forjado es conocido entre otros con los nombres de hierro dulce, pucelano  o suave, tiene la característica de ser un material de mucha ductilidad y de alta resistencia a la corrosión además de ser utilizado en la decoración tanto de exteriores como en interiores de las viviendas o edificaciones.  

Este tipo de hierro es la presentación más pura que se conoce, es duro, maleable y de fácil unión con otros metales. Es de destacar que se consigue al ser calentado a altas temperaturas y al golpearlo al rojo vivo elimina las impurezas que pueda contener, este material.

Aunque ha estado de moda en la última mitad del siglo XX y con mucha fuerza en ha entrado en los diseños en el nuevo milenio, hay que hacer notar que el hierro forjado se viene utilizando en la construcción en grandes cantidades desde el siglo XIX

Si bien es cierto que se puede utilizar en la fabricación de herrajes o tuberías, no es menos cierto que su mayor funcionalidad se ha visto abocada en la decoración, pues con este material  y un buen diseño, se puede embellecer cualquier parte del hogar.

Los usos del hierro forjado

En casa lo podemos ver colocado en rejas de protección externas, en garajes o en divisiones de un patio, pero al mismo tiempo su belleza permite que sea usado además para las cabeceras de las camas, centros de mesa, salas de recibo y hasta  en comedores.

La belleza de este material tan maleable, le da la posibilidad de ser usado como elemento decorativo, en bases de lámparas tanto de techo como de pared, incrustado en  puertas de madera y en base de ventiladores de techo.

Los diseños aplicados al hierro forjado se pueden observar en los pasamanos de escaleras tipo “L” o de caracol, asimismo en las aplicaciones de la cocina o también en las tapas de los tomacorrientes  y apagadores de nuestras casas.

Por otro lado su nobleza da la posibilidad de verle como elemento decorativo en jaulas, bases de maceta de matas que generalmente son usadas en las salas o habitaciones, sin descontar por supuesto que los pasamanos de los que hacemos referencias también se usan en los edificios e incluso en los interiores de los ascensores.

En definitiva las posibilidades de su uso son infinitas, tanto que todos estos elementos que hemos mencionado, se pueden reciclar en el hogar y darles otra utilidad distinta a la que inicialmente tuvieron al ser adquiridos o elaborados.

Sin embargo la más tradicionales de las formas de cómo se usa el hierro forjado puede verse en las barandas de balcones, lo cual le da un matiz de sobriedad y elegancia a la casa u oficina, pues la belleza de la forja en el hierro que se está aplicando al diseño en los últimos años, genera una unión indisoluble entre  este material y el concreto o la madera. Más información en: Steel Roofing.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies