La industria está a punto de adoptar al primer robot costurero del mundo

La industria está a punto de adoptar al primer robot costurero del mundo

La robótica es uno de los aliados más grandes de los sectores manufactureros, caracterizado por automatizar parte o el total de los procesos de manufactura de productos, permitiendo abaratar su coste al permitir prescindir de mano de obra.

Este fenómeno se ha visto muchas veces en la historia, especialmente durante la revolución industrial, en donde las máquinas mecánicas fabricaban por sí mismas, y permitían obtener productos muchísimo más económicos que por medio de mano de obra convencional.

Un robot textil en proceso de abaratamiento

La industria textil es, actualmente, protagonista del proceso de maduración de un robot capaz de automatizar el proceso de fabricación de prendas de vestir. Aún está en fase de pruebas, aunque ha demostrado que puede lograr de manera independiente, la fabricación de pantalones, camisas, vestidos, entre otras prendas.

El robot se encuentra es en un proceso de abaratamiento de fabricación, pues producirlo es muy costoso y no es capaz, por sí mismo, de representar un abaratamiento en los procesos de manufactura de ropa, aunque se estima que este abaratamiento de fabricación ocurra.

El robot sería capaz de realizar todos los procesos de manufactura textil, que va desde el corte de las piezas de tela hasta su enlazado y empacado, permitiendo concebir fábricas enteras que pueden trabajar las 24 horas del día sin detenerse.

El sector emergente es el más afectado

Uno de los inconvenientes a enfrentar es la forma en la que la economía global se ha organizado y actualmente, los sectores emergentes son los que mantienen su endo-economía mediante la manufactura de productos, entre la que está la textil.

En un estudio reciente, el banco mundial estimaba un crecimiento mensual en número de empleados en 1,2 millones durante los próximos 20 años; esto suman más de 240 millones de personas, que podrían perder sus empleos ante la incapacidad de hacer frente al bajo costo de fabricación que los robots manufactureros realizarían.

Esta estimación de crecimiento anual de más de un millón de personas puede cambiar en los próximos 2 años, que es la estimación del logro del abaratamiento del robot costurero; estadísticamente, no se produciría un cambio dramático en el orden económico emergente, pero si un declive de contrataciones y un progresivo aumento en despidos.

Esto ocurriría de manera proporcional con la progresiva adopción del robot manufacturero de costura, que no sería barato, sino que representaría por sí mismo una inversión a largo plazo, para el abaratamiento de los costes de fabricación.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies